Energía solar fotovoltaica

Podría ser peor, podría llover

Ahora que estamos en primavera y aparentemente vuelve a salir el sol, uno valora más lo afortunado que es por poder gozar del sol. Y, al mismo tiempo, quizá llega incluso a plantearse por qué no sacamos mayor partido de este recurso. Y es que a pesar del crecimiento que está experimentando la energía solar fotovoltaica, tanto a nivel mundial, como en algunos de los países de nuestro entorno, España no acaba de curarse las heridas del llamado boom fotovoltaico.

En 2014 la energía solar fotovoltaica marcó un nuevo record al instalar 40 GW a nivel mundial, dando continuidad a la tendencia de los últimos años de instalar más potencia que el año anterior.

Ese mismo año se conectaron a red 7 GW fotovoltaicos en Europa, cuando en 2013 fueron 10,5 GW y en 2012 17,7 GW. Lo más llamativo del tema no sea quizá la tendencia decreciente que está experimentando Europa estos últimos años, sino que Reino Unido haya instalado 2,4 GW en 2014, posicionándose como el país europeo que más potencia fotovoltaica ha instalado en 2014, situándose por delante de los 1,9 GW de Alemania. Por si hubiera algún despistado, déjenme recordarles que España tiene instalada hoy unos 5GW de fotovoltaica y ocupa, junto con Bulgaria y la República Checa, las últimas filas que encabezan Reino Unido, Alemania y Francia.

Fuera aparte de la potencia instalada, hay que tener en cuenta que la fotovoltaica proporciona en torno al 7 % de la demanda eléctrica de los consumidores en Alemania, el 3% en España y en torno al 1% en Reino Unido.

Es verdad que gran parte de la potencia solar fotovoltaica con la que cuenta hoy España, se instaló en unos pocos años y se benefició de una regulación excesivamente atractiva para la fotovoltaica, que más allá de servir de aprendizaje conllevó a que el gobierno tuviera que intervenir limitando, no sólo el desarrollo de la fotovoltaica sino el de todas las renovables.

Salvando diferencias, los datos mostrados en este post para Alemania ponen de manifiesto que el país ha cambiado la tendencia creciente de los últimos años y parece acompasar la penetración fotovoltaica. Por consiguiente, cabe preguntarse si no ocurrirá lo mismo en Reino Unido.

Según un reciente estudio de Orkestra, el gobierno de Reino Unido está reconsiderando algunos de los programas de incentivo de la fotovoltaica porque el despliegue de ésta y otras tecnologías renovables ha superado los límites de gasto previsto por le Levy Control Framework. En el caso de las Feed-in Tariff, mecanismo que promovió el desarrollo fotovoltaica en España, el impacto en la factura ha sido casi un tercio superior a lo previsto por el regulador británico en 2010, por lo que ha emprendido acciones para controlar el gasto. Si éstas no resultaran efectivas, el gobierno propone paralizar la concesión de tarifas de generación a nuevas instalaciones Feed-in Tariff en Reino Unido. Habrá por tanto que seguir de cerca cual va a ser la evolución de Reino Unido y Alemania en los años venideros para constatar que el caso de Reino Unido, y especialmente Alemania, son casos de éxito que podríamos tomar como referencia.

Aunque seguro que no todas las partes interesadas están de acuerdo con las decisiones que se están tomando en los respectivos países, es indudable que podría ser peor, y es que podría llover.

ucastro

ucastro

Unai Castro es licenciado en Ingeniería Industrial en la especialidad Técnicas Energéticas, por la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Bilbao, donde cursó un Master en Ingeniería Energética Sostenible. Inició su carrera profesional como Investigador en el desarrollo de la tecnología de pilas de combustible SOFC en la Unidad de Energía del Centro de Investigaciones Tecnológicas Ikerlan-IK4 primero y como Personal Docente Investigador de la Universidad del País Vasco después. Posteriormente se incorporó en la cooperativa Alecop (Corporación Mondragón) en calidad de Coordinador de Proyectos de Energías Renovables y Eficiencia Energética en el marco del II Convenio de Colaboración entre Gobierno Vasco, Servicio Nacional de Aprendizaje de Colombia (SENA) y Alecop Coop. Desde 2011 trabaja en la Cátedra de Energía de Orkestra-IVC, donde centra su labor en estudiar el desarrollo de la generación distribuida y analizar el sector eléctrico y su relación con la Competitividad y el Desarrollo Industrial.

One thought on “Podría ser peor, podría llover

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*