Reducido tamaño empresarial

Cuando se debaten asuntos de competitividad empresarial se alega muchas veces que para ser competitivo conviene tener una cierta dimensión. Múltiples estudios muestran que el tamaño de las organizaciones está positivamente relacionado con factores como la capacidad de innovación y el músculo financiero. A este rasgo empresarial también se atribuye la capacidad de las empresas para lidiar adversidades y tener los medios necesarios para llevar a cabo estrategias empresariales orientadas a la  internacionalización. Además, hay evidencias de que la apertura al exterior favorece al crecimiento de las empresas. Por lo tanto, los sectores donde un país muestra una mayor competitividad internacional debieran estar compuestos de empresas con un tamaño superior a la media del sector.

Tradicionalmente ha existido un intenso debate sobre el tamaño de la empresa vasca y las ventajas o inconvenientes derivadas de esta dimensión. Con objeto de resolver esta cuestión parece oportuno comprobar si las empresas vascas son efectivamente más pequeñas o no que sus homólogas sectoriales europeas y si el tamaño trae consigo ventajas de competitividad en el comercio internacional. En base a datos relativos al tamaño de las empresas ubicadas en el País Vasco y en diferentes países europeos para los años 2009 y 2010 segmentado por 33 sectores, se desprende que en 21 de ellos la CAPV tiene empresas de menor tamaño que los homólogos  extranjeros. Esto indica que la empresa vasca no juega con ventaja en lo que respecta a tamaño empresarial.

Para determinar la competitividad internacional de un sector, una medida típica es la de comparar la cuota que un país tiene en el comercio mundial con la cuota que el referido sector posee en dicho comercio. Consiguientemente, se considera que los sectores que superan la cuota media del país en el comercio mundial, gozan de competitividad internacional.

Si aplicamos esta medida a los datos del País Vasco, vemos que solo en tres sectores manufactureros las empresas vascas tienen un tamaño promedio más grande que sus homólogas extranjeras, y gozan, a la vez, de una cuota en el comercio global por encima de la cuota media de la economía vasca en el mismo. Se trata de actividades relacionadas con el sector del metal, la automoción/material de transporte y la energía. Por otro lado existen diecisiete sectores donde las empresas vascas tienen un tamaño menor que sus homólogas europeas y además una cuota en el comercio global en su sector por debajo de la media vasca en el mercado mundial. Estas cifras corroboran los argumentos expuestos anteriormente.

Por otra parte, hay cuatro sectores donde el tamaño promedio de las empresas vascas es relativamente pequeño y sin embargo tienen una cuota en el comercio mundial por encima de la media vasca. Se trata de actividades relacionadas con la coquería y el refino de petróleo, la industria farmacéutica, la del mueble, la gestión y reciclaje de residuos y la construcción. Asimismo hay nueve sectores con un tamaño superior al de sus homólogos sectoriales en otros países y una cuota sectorial por debajo de la cuota media vasca en el mercado mundial. En principio se podría apuntar que estos trece casos se desvían de lo dicho hasta ahora.

Sin embargo, aunque haya trece sectores que no confirman una correlación entre tamaño empresarial y competitividad internacional, para la gran mayoría de los sectores el (pequeño)  tamaño medio de sus empresas actúa como un indicador para la competitividad global. En base a los hallazgos expuestos aquí, no contar con la suficiente masa crítica entraña ciertos riesgos. En concreto: en una economía que tiende cada vez más a la globalización y a la homogenización del espacio económico, tener un tamaño menor al de los competidores puede dificultar la competitividad, y a largo plazo la sostenibilidad empresarial, en el exterior.

Para compensar el déficit de tamaño, parece oportuno apoyar procesos de cooperación entre empresas para lograr una mayor capacidad de maniobra transfronteriza. Por ejemplo vía asociaciones (temporales), alianzas y colaboraciones.

Artículo publicado en edición impresa del Empresa XXI el 15 de enero de 2013

Henar Alcalde

Henar Alcalde Heras es investigadora en el área de Estrategia de Orkestra-Instituto Vasco de Competitividad. Sus áreas de interés son Estrategia de innovación abierta (Open innovation), gestión del conocimiento, transferencia de tecnología e impacto final en los resultados de innovación de la empresa, diseño organizativo, economía de la empresa, comportamiento organizativo, dirección de negocios internacionales y métodos de gestión.

7 thoughts on “Reducido tamaño empresarial

  1. Aunque las empresas pequeñas son más fáciles de gestionar, pero si posees los recuros humanos, materiales y financieros necesarios, además de una estructura y funcionamiento asentado no debe haber problema alguno…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*