El lugar importa a la hora de resolver los retos de competitividad del día de mañana

A medida que vemos crecer el desempleo en un contexto de baja demanda tanto nacional como internacional, es natural que nos preocupemos por la competitividad de nuestra economía. ¿De dónde procederán los nuevos empleos? ¿Qué podemos hacer para incrementar la demanda? ¿Cómo podemos conseguir que nuestras empresas sean más competitivas en el mercado global? Esta preocupación inmediata puede conducirnos a buscar soluciones a corto plazo o a poner “parches”. Pero no hay respuestas sencillas a corto plazo, y no tenemos que olvidar que la clave para desarrollar una economía competitiva a largo plazo es ser conscientes de los retos del mañana. Incluso en tiempos de crisis profundos, la planificación o la visión de futuro son fundamentales. Es preciso preguntarse cómo será la economía del mañana y asegurarse de estar preparados para poder hacer frente a los retos que esta presenta. (más…)

Leer Más