Sísifo y la “reforma” eléctrica.

Los denominados costes de acceso del sistema eléctrico se han multiplicado por tres desde comienzos de la pasada década. En 2011, estos costes eran  de unos 16.000 millones de euros, de los cuales, el 40%, correspondieron a transporte y distribución y el 37% a las primas equivalentes de las energías renovables.

Desde que comenzó el año 2012 el Gobierno ha adoptado una serie de medidas para disminuir los costes regulados. En enero, promulgó el Real Decreto-ley 1/2012, que supuso, la supresión de los incentivos económicos para nuevas instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de cogeneración, fuentes de energía renovable y residuos. En marzo, se determinó una reducción de los costes de acceso, lo que supuso, entre otros aspectos, la disminución de la retribución de la distribución de electricidad. (más…)

Leer Más